Delitos mediáticos: un pretexto para aniquilar las libertades

31 julio 2009 at 9:16 AM 2 comentarios

luisaortega

Ortega Díaz, rodeada de excusas mediáticas.

Luisa Ortega Díaz, Fiscal General de la nación, quiere paz en Venezuela. Pero su visión de la intranquilidad, el conflicto y la agitación en que vivimos es muy peculiar: todo el caos es virtual, lo causan los medios de información.

En consecuencia, para que “de verdad (…) exista una paz en el país” es preciso “que la actividad que ellos (los medios) despliegan sea regulada”. Por eso ha hecho realidad su anuncio de proponer al parlamento un proyecto de Ley Especial contra Delitos Mediáticos.

Con fingida candidez, la cabeza del Ministerio Público dice, después de presentar su propuesta a la Asamblea Nacional, que “todo derecho debe tener un límite” y no hay derechos absolutos. Está descubriendo el agua tibia la abogada Ortega Díaz. Eso no lo sabe solamente quien haya cursado estudios de Ciencias Jurídicas; es tan común que casi resulta una lección general de vida. «Respeta para que te respeten», suelen decir muchos venezolanos en interpretación laxa de la universal conseja de que «mi libertad termina donde empieza la libertad de mi vecino».

Todos sabemos, tanto como la fiscal, que los derechos a las libertades de expresión, opinión, prensa e información pueden ser regulados. Eso no se discute. Pero molesta en grado máximo la pretensión de exhibir, a estas alturas del debate público nacional, que sólo ahora vendrán a ser arbitrados esos derechos fundamentales con la emergencia de una legislación que nos proteja de los delitos mediáticos.

No dice Ortega Díaz que las libertades comunicacionales ya están reguladas en Venezuela. Los medios de información, también. Y mucho. Tampoco dice que ya están tipificados en este país los delitos de comunicación, en otros lares conocidos como delitos de opinión o de desacato.

“Ver televisión es vivir en angustia y en zozobra. Yo creo, como Fiscal General, que eso hay que regularlo”, expresa como queriendo enmascarar la intención de silenciar los restos de los derechos que la Constitución consagra y garantiza.

La misma carta magna que reconoce y protege esos derechos para cada ciudadano, establece sus límites legítimos para asegurar el ejercicio de las libertades de los otros y la preservación del orden público. Son las mismas restricciones generales que dispone el artículo 19 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos: protección de los derechos humanos y seguridad de la nación.

Éstas son premisas aceptables y aceptadas en gran parte del mundo. En Venezuela, durante los últimos 40 años, los límites generales a las libertades de la comunicación se han traducido en normas precisas a lo largo de una extensa diversidad de leyes. En algunos casos, con un ánimo restrictivo tan manifiesto que no deja lugar a dudas acerca del exceso que se ha cometido en algunas regulaciones.

La última década, por cierto, ha estado preñada de iniciativas de limitación de estos derechos, que han ido más allá de las leyes y se instalaron en normativas auxiliares de corte reglamentario o administrativo, violando de paso la garantía de la reserva legal para asuntos que conciernen a los derechos humanos.

Si Luisa Ortega Díaz intencionalmente lo soslaya y viene ahora a pretender la urgencia de calificar «delitos mediáticos» para contener los abusos de la comunicación, deja a la vista la descosida razón de su conjuro: asfixiar aún más el ejercicio de las libertades de los venezolanos.

Anuncios

Entry filed under: Regulación del periodismo y la comunicación.

Cruzada oficial contra los medios Delitos mediáticos: grosera redundancia

2 comentarios Add your own

  • 1. Rob  |  31 julio 2009 en 10:50 AM

    Aquí seguimos, mientras tanto, los estudiantes de comunicación social. Es un momento de cambio para periodistear en cualquier país, especialmente acá. El futuro no pinta fácil para la profesión, pero por lo pronto, estamos al pendiente, tratando de pulirnos lo mejor posible y de estar al tanto de los amarres que nos quieran instalar.

    Responder
  • 2. gaston  |  10 septiembre 2009 en 4:55 PM

    Comienzo con una premisa que indica “la democracia no existe en este pais y en ningun otro”. Las libertades democraticas siempre se han intentado luchar sin lograr ese objetivo. La hegemonia bipartidistas como AD y Copei que gobernaron por muchos años a Venezuela, no eran precisamente modelos a seguir para defender la “democracia”. Las libertades hasta hace menos de 8 años eran solo una fabula, antes no se tenia acceso al conocimiento hasta que a alguien se le ocurrio ponerle voluntad politica al programa “acude” transformandolo en la mision Robinson, ¿para que? para dar conocimiento al pueblo ¿bajo que consecuencia? para que obtivieran su libertad. Aqui en venezuela, la libertad de muchos la limitan unos pocos que no precisamente son democraticos, es la dictadura de la clases dominante donde esos pocos han acaparado por siglos el conocimiento, nada mas con esta punto es abolido la libertad de muchos venezolano. Fue tanta la manipulacion educativa y mediatica que coadyuvo la conciencia del venezolano en aceptarse como individuo conformista y limitado; programado para solo trabajar no bajo conviccion ni vocacion, sino por la necesidad de satisfacer el subconciente alienado que llevo a la marginalidad al pueblo, que en este preciso momento esta aprendiendo a buscar sus libertades. Solo hay un pequeño problema, que quienes dicen defender la democracia que no existe, son los mismo que arremeten contra el camino de libertades y derechos del pueblo, los dueños de medios de comunicacion que son los mismos que robaron el conocimiento del pueblo y ahora se quejan porque no los adulan como clase alta, a partir de aqui comienza la aplicacion de estrategias mediaticas para socavar la realidad comunicacional de Venezuela, es por ello que tambien se quejan por les insinuen una ley que los regularia, la ley de delitos mediaticos

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Nuestro papel

Éste es un blog para discutir el deber ser del periodismo, los medios informativos y la comunicación pública desde la Ética y la Ciencia Jurídica.

Para compartir este blog

Bookmark and Share

Ingrese su dirección de correo electrónico y reciba notificaciones de lo nuevo en Deontoscopio.

Únete a otros 11 seguidores

Categorías

Tuiteando

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

Síganme en…

Blogs que sigo


A %d blogueros les gusta esto: