Libertad, palabra ausente en la II Cumbre ASA

30 septiembre 2009 at 1:43 AM 6 comentarios

IICumbreASAA quienes lean esta nota los invito a echar un ojo a la declaración final de la II Cumbre América del Sur – África (ASA).

Hay diecisiete menciones de los derechos humanos, la mayoría de ellas en su formato genérico de acuerdo con los estándares de una resolución internacional promedio. Pero luego se hace referencias a derechos específicos, como los de los niños, las mujeres, los adultos mayores, las personas con discapacidad, los pueblos indígenas y los derechos relativos al ambiente.

Sin embargo, no hay una sola palabra sobre derechos políticos, y mucho menos en materia de libertades de la comunicación. De hecho, el vocablo «libertad» sólo aparece una vez, en plural y relacionado con esa fórmula tradicional de la que hablo. No más que eso.

¿Qué hay de las libertades de asociación, protesta pacífica, expresión, opinión, información y prensa? Pues nada. Ni una sola huella de que estos temas tuvieran cabida en la agenda de los 53 Estados que fueron representados en la cita bi-continental de Margarita, el 26 y el 27 de septiembre.

¿Se habló de libertades civiles en las reuniones de los presidentes, vicepresidentes, cancilleres y ministros de ASA? Nada trascendió a través de los medios informativos venezolanos, privados y públicos.

¿Cómo se explica semejante omisión? Sin remedio habría que decir lo mismo que pudo haberse criticado a la cumbre anterior, celebrada en Nigeria a fines de 2006: esas no son preocupaciones prioritarias para los jefes de Estado convocantes y asistentes, al menos en sus encuentros bajo el sello de la Cumbre ASA.

Esto es así porque una lectura de la Declaración de Abuja causa la misma sensación de que algo importante se ha quedado en el tintero.

Desde luego, teniendo en consideración que unos cuantos de los asistentes tienen nada o demasiado poco que decir sobre libertades, uno termina entendiendo que de eso no van precisamente las cumbres afro-suramericanas.

A ver, pasemos revista a los principales protagonistas de la reunión de Margarita. No me refiero a la representación latinoamericana, que incluyó a los presidentes Luiz Inácio “Lula” Da Silva, Cristina Fernández de Kirchner, Evo Morales, Fernando Lugo, Michelle Bachelet y Tabaré Vásquez, además del anfitrión, Hugo Chávez. (Algunos de ellos, se sabe bien, son objeto de críticas por sus tirantes relaciones con la prensa y también a causa de los excesos de regulación sobre los medios radioeléctricos).

Me preocupan, especialmente, los perfiles y las credenciales, en cuanto a los derechos humanos, de la mayoría de los 16 jefes de Estado africanos que refrendaron la declaración final. De todos ellos, sólo los presidentes de Namibia, Santo Tomé y Príncipe y Sudáfrica se salvan de las graves acusaciones que pesan sobre los otros en lo que respecta a derechos civiles y libertades de la comunicación.

En Togo y Ghana, cuyos mandatarios vinieron a la II Cumbre, hay situaciones que preocupan a las ONG vigilantes de la seguridad de periodistas y la libertad de los medios independientes, pero no están en las listas rojas de gobiernos que lesionan la expresión libre de sus ciudadanos.

090202-N-0506A-402Los que sí están implicados en el ejercicio férreo de la censura y en ataques contra la prensa, hostigamiento, persecución y encarcelamiento de periodistas, son los presidentes de Libia, Guinea Ecuatorial, Mali, Zimbabwe, Burkina Faso, Argelia, Islas Comoras, Gambia, Níger, Mauritania y República Centro-Africana. Entre todos ellos, se destacan de lejos los dictadores Mu‘ammar al-Qaddafi y Robert Mugabe.

En total, seis de estos dirigentes africanos llegaron al poder con golpes de Estado y rebeliones militares. A otros dos se les ha acusado de fraude electoral para mantenerse en el poder.

Argelia tiene delante de sí la triste reputación de ser el país cuyo conflicto armado –la guerra civil de 1993-1996– es el episodio de violencia política que más vidas ha cobrado entre los periodistas, 58 en total. (El primer lugar histórico lo ocupa Irak).

El asesinato del periodista Norbert Zongo en 1998, presuntamente a manos de un hermano del presidente y su guardia personal, condena al desprecio a Blaise Campaoré, líder de Burkina Faso.

Guinea Ecuatorial prácticamente ha visto desaparecer la prensa independiente y crítica bajo las amenazas y presiones del brutal régimen que encabeza Teodoro Obiang, otro de los asistentes a la reunión de Margarita. Su hijo al parecer es propietario de la única televisora privada del país.

Al libio Qaddafi lo persigue la eterna pregunta –censurada por todos los medios de su nación– sobre el paradero del periodista y crítico del régimen Abdullah Ali al-Sanussi al-Darrat, desaparecido hace 36 años.

Dos de estos estados africanos, justamente Libia y Guinea Ecuatorial, están en la lista de los diez países más riesgosos del mundo para ejercer el periodismo, según el Comité para la Protección de Periodistas.

He aquí la clasificación de los países que representan esos 16 presidentes de África que nos visitaron el pasado fin de semana, de acuerdo con Reporteros sin Fronteras (los números más altos reflejan las peores situaciones de la prensa, entre un total de 173 países calificados en 2008):

Libia: #160

Guinea Ecuatorial: #157

Mali: #153

Zimbabwe: #151

Gambia: #137

Níger: #130

Argelia: #121

Mauritania: #105

Islas Comoras: #89

República Centro-Africana: #85

Togo: #55

Sudáfrica: #36

Ghana: #32

Namibia: #24

Aunque Eritrea sólo envió a un embajador a la isla de Margarita, no está de más referir que RSF ubica a ese país en el último lugar de su lista, lo que significa que es el peor caso de todos.

¿Se entiende ahora por qué los presidentes y sus delegados no hablaron sobre libertades civiles en la II Cumbre América del Sur – África?

Anuncios

Entry filed under: Abusos contra la prensa, Derechos de la comunicación, Riesgos del periodismo.

Un mapa muy peligroso Con la prensa, a patadas

6 comentarios Add your own

  • 1. Marga  |  30 septiembre 2009 en 8:09 AM

    Muy necesario este post. Gracias.

    Responder
    • 2. urbinaserjant  |  30 septiembre 2009 en 5:18 PM

      Se lo tienen merecido. ¡Con todo el dinero, todas las vidas y el futuro que le arrebatan a sus pobres pueblos!

      Responder
  • 3. Una lectora  |  30 septiembre 2009 en 9:47 AM

    Lo mismo puede decirse de la reunión de la SIP…
    ambas fueron reuniones de magnates, líderes enfermos de poder, a quienes les importa un pito la libertad de expresión.

    Responder
    • 4. urbinaserjant  |  30 septiembre 2009 en 5:17 PM

      Eso también es verdad, sin duda. Pero ése no era mi punto.
      Cada quien puede escoger el tema que le parezca y tratarlo desde la perspectiva que le resulte justa, en un momento determinado del ejercicio de su libertad. Hay muchos asuntos que yo quisiera abordar y no alcanzo a hacerlo, y hay otros cuyo tratamiento de mi parte tú no has podido conocer. El de la SIP, por cierto, es uno muy viejo. Hace mucho rato que no le reconozco legitimidad a esa gente.
      En fin, lo que importa ahora es que estamos bastante de acuerdo. Gracias por tu comentario.

      Responder
  • 5. Una lectora  |  30 septiembre 2009 en 7:29 PM

    En ningún momento quise restarle importancia a su post. De hecho, me parece muy pertinente. Me agrada saber -y agradezco- que existan espacios como este, donde los profesores expongan sus puntos de vista… más allá de las aulas de clase.

    Responder
    • 6. urbinaserjant  |  30 septiembre 2009 en 7:53 PM

      Descuida. No es ésa la impresión que me causó tu comentario.
      Reaccioné porque me abisma la idea de que se espere una comparación entre dictadores que ordenan crímenes y arruinan países, y un puñado de cínicos cuya autoridad moral está erosionada y muy pocos les toman en serio.
      Hay enfermos y también ENFERMOS.

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Nuestro papel

Éste es un blog para discutir el deber ser del periodismo, los medios informativos y la comunicación pública desde la Ética y la Ciencia Jurídica.

Para compartir este blog

Bookmark and Share

Ingrese su dirección de correo electrónico y reciba notificaciones de lo nuevo en Deontoscopio.

Únete a otros 11 seguidores

Categorías

Tuiteando

Síganme en…

Blogs que sigo


A %d blogueros les gusta esto: