Con la prensa, a patadas

10 noviembre 2009 at 8:27 AM Deja un comentario

En nuestra cátedra universitaria enseñamos las clases de peligro que debe encarar el periodista. Basados en la estadística, solemos establecer diferencias notables en la frecuencia de los riesgos materiales –contra la integridad física— en comparación con una mayor periodicidad de los riesgos morales y legales, más comunes en el día a día de la profesión, de acuerdo con los promedios universales.

Pero en Venezuela se ha estado configurando un patrón inédito para el gremio nacional de los periodistas: convertirse en víctima de un atentado que amenaza la vida es algo que se ha vuelto «normal» para los trabajadores de la prensa.

1 (1)

¿Qué hace tan violento a este policía?

La salvaje arremetida de policías locales y funcionarios públicos, así como de militantes del oficialista PSUV, contra reporteros y camarógrafos el viernes 7 de noviembre en el municipio San Francisco (que abarca una parte del área metropolitana de Maracaibo), ha elevado gravemente el nivel de peligro en el ejercicio de las labores informativas.

Agresion1

Con total impunidad y hasta complacencia, uniformados de Polisur, trabajadores de la alcaldía e integrantes de algunos consejos comunales se agavillaron para dar una golpiza al camarógrafo de URBE TV Igor Balboa. Entretanto, militantes del partido de gobierno en San Francisco intimidaron con un arma de fuego al reportero gráfico Ricardo Ortega, del diario Versión Final.

Otro camarógrafo, esta vez de la estación regional Televisa, también recibió golpes y su equipo de trabajo fue severamente dañado en el desarrollo de los mismos hechos que cubrían periodísticamente sus colegas.

El lunes 9 de noviembre, durante la protesta gremial por las agresiones, realizada ante los órganos del poder público de San Francisco, la secretaria general de la seccional Zulia del Colegio Nacional de Periodistas, Nikary González, fue irrespetada nada menos que por el director de la policía municipal, comisario Danilo Vílchez.

Copia-de-02

¿Agavillamiento autorizado?

Estos acontecimientos –hilados sin duda al calentamiento de la crisis nacional– revelan que se amplifica la intolerancia y la violencia por causas políticas, lo cual pone en un riesgo mucho más serio la paz de los ciudadanos y la seguridad de quienes les informan, todos víctimas al mismo tiempo del crimen cotidiano y la afectación sistemática de los derechos fundamentales.

Anuncios

Entry filed under: Abusos contra la prensa.

Libertad, palabra ausente en la II Cumbre ASA Periodismo encubierto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Nuestro papel

Éste es un blog para discutir el deber ser del periodismo, los medios informativos y la comunicación pública desde la Ética y la Ciencia Jurídica.

Para compartir este blog

Bookmark and Share

Ingrese su dirección de correo electrónico y reciba notificaciones de lo nuevo en Deontoscopio.

Únete a otros 11 seguidores

Categorías

Tuiteando

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

Síganme en…

Blogs que sigo


A %d blogueros les gusta esto: